Le recomendamos


Pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados que no son seguros ni sanos para nosotros y nuestras familias. Según la OMS hasta el 24% de las enfermedades son provocadas por la exposición a contaminantes ambientales que se pueden evitar.

Enfermedades la causa de las cuáles es generalmente difícil de diagnosticar y que pueden incluir fatiga, agotamiento, pérdida de deseo sexual, infertilidad, insomnio, alteraciones hormonales, fibromialgia u otras condiciones crónicas que podrían reducirse drásticamente al elimalar contaminantes que son invisibles a nuestros sentidos y afectan la salud.

¿Quiere mejorar la salud de su hogar y no sabe cómo hacerlo?

Gracias al estudio de la biohabitabilidad, se identifican los contaminantes invisibles a nuestros sentidos que dañan nuestra salud y afectan especialmente a las personas más vulnerables.

El estudio constituye una visión profesional de los factores de riesgo en el hogar que se estudian, miden e interpretan de forma experta y objetiva, y se presentan por escrito conjuntamente con los valores de referencia internacionales del Instituto Alemán de Bioconstrucción (Institut für Baubiologie + Nachhaltigkeit).

Radiaciones artificiales del interior y exterior de la vivienda: Telecomunicaciones, instalación eléctrica del hogar, transformadores, líneas eléctricas externas. Se comprueba la toma de tierra de la vivienda.

Radiaciones naturales: Aguas subterráneas y otras alteraciones del subsuelo.

Radioactividad emitida por piedras, materiales de construcción y gas radón.

Toxinas y partículas ambientales emitidas por pinturas, barnices, muebles envejecidos y materiales aislantes.

En caso de valores problemáticos, se proponen medidas correctivas para vivir en una casa sana que proteja la salud y el sueño de las personas que viven en el hogar.

Testimonios reales

“Le pedí ayuda a Carles por el proceso de enfermedades que padecía: fatiga crónica, artritis, insomnio, pérdidas de conocimiento y una implantación de marcapasos sin cardiopatía. Los doctores no sabían qué me pasaba, Carles sí. Hacía 3 años que vivía en el mismo piso: dormía encima de una corriente de aguas subterráneas y la instalación eléctrica estaba defectuosa.” Belén – Sant Pere de Ribes.

Las personas vulnerables son las más afectadas

Las personas en edad avanzada, las personas con problemas de salud y las más jóvenes tienden a ser más vulnerables y las más afectadas por los ambientes contaminados. Lo mismo sucede con aquellas que viven o pasan largos períodos de tiempo en espacios contaminados sin la posibilidad de realizar mejoras o cambiar el entorno.

Cuidar los espacios interiores y asegurar que tengan buena calidad puede ayudar a prevenir problemas emergentes como la lipoatrofia semicircular, relacionados con la baja humedad y la alternancia de campos eléctricos y electrostáticos en los edificios.

Para las personas que sufren de algún síndrome de sensibilización central, como sensibilidad química múltiple, fibromialgia o fatiga crónica, asegurarse de que los edificios no contienen factores que pueden terminar desequilibrando sus sistemas biológicos es una necesidad vital.

Sello de Vivienda Saludable

Si quiere vender tu piso o casa podrá obtener el sello de Vivienda Saludable,una vez aplicadas las medidas correctivas.

Sobre Carles Surià

Carles Surià es Ingeniero de Caminos y encuentra su motivación en la medición técnica de las influencias ambientales críticas de los espacios interiores. Asesora a cualquier persona interesada en mejorar las áreas en las que vive, y trabaja para ayudar a vivir en casas que promuevan el bienestar y la salud y que prevengan los síntomas y enfermedades más comunes como insomnio, depresión, fatiga o dolor de cabeza.

Estudio de Biohabitabilidad

©2019-2021 Edificios Positivos

Política de privacidad | Política de cookies | Contacto

CONTÁCTENOS

¿Desea saber algo más? No dude en escribirnos y le contestaremos lo antes posible!

Enviando

Introduzca sus datos de acceso

¿Olvidó sus datos?